Paseo Melancólicos ha cambiado de dirección!

Serás redirigido a la nueva dirección. Sino, entra en
http://paseomelancolicos.com
y actualiza tus favoritos ;).

Cambio de dirección

Desde el 22/07/2013 estamos en paseomelancolicos.com

Últimos artículos en www.paseomelancolicos.com

23 ago. 2012

Recordando a... Kiko Narváez

Inauguro una nueva serie de artículos en el Blog comenzando por uno de los jugadores más grandes que yo he visto jugar en el Atlético de Madrid. Llevé su nombre en la primera camiseta rojiblanca que tuve y suyos son los primeros goles que recuerdo cuando rondaba los diez añitos.


A pesar de su altura y corpulencia, no fue Kiko un killer del área, sino más bien un mediapunta fantasioso y mágico. Su visión de juego y su buena llegada a portería hicieron de él uno de los mejores jugadores de la historia del Atleti.

Nacido en Jerez de la Frontera el 26 de Abril de 1976, debutó en Primera en Abril de 1991 en el Cádiz, en un partido disputado en el Ramón de Carranza frente al Athletic de Bilbao. Durante las dos temporadas que jugó en el club gaditano fue decisivo para que el equipo se mantuviera en la máxima categoría del fútbol español.

Fue uno de los hombres claves en la conquista del oro olímpico de Barcelona 92'. Su gol en el descuento de la final supuso el 3-2 definitivo frente a Polonia y la medalla de oro para España. Durante el verano siguiente ficharía por el Atlético de Madrid.


Durante sus dos primeras temporadas no tuvo el éxito esperado debido, entre otras cosas, a la falta de entendimiento con la grada. La afición recriminaba al jerezano el exceso de adorno en sus pases y regates, así como sus conocidas salidas nocturnas con Sabas y Quevedo.

Todo cambia radicalmente en 1995 con la llegada de Radomir Antic. El técnico serbio concede galones al jerezano y éste empieza a brillar y a convertirse en uno de los referentes de la parroquia rojiblanca. Gracias a las asistencias de Milinko Pantic y sus remates de cabeza, a sus goles de vaselina y a su fantástico juego de espaldas a portería, 'Kikogol' se convierte en pieza fundamental de la temporada 95/96. Kiko siempre será recordado por anotar el último gol del Atlético en esa Liga, el que certificaba el título ante el Albacete, tras un saque larguísimo de Molina, que el jerezano bajó con el muslo, y con su zurda cruzó ante el meta de los manchegos.

Junto a Molina, Geli, Solozábal, Santi Denia, Toni Muñoz, Pantic, Caminero, Simeone, Vizcaíno y Penev, formó el once que lograría el 'doblete' en 1996. Junto con Luboslav Penev formó una gran pareja de ataque (27 goles entre los dos) pero fue mejor la que formó con el italiano Christian Vieri en 1997 logrando 30 goles entre ambos.


A partir de entonces, los tobillos del 'arquero' comienzan a resentirse de los recaditos recibidos en su carrera y en 1999 es operado de los ligamentos de los tobillos. No volvería a ser el mismo y finalmente dejaría el Atleti en 2001 tras disputar la primera temporada del equipo rojiblanco en Segunda. Se convirtió en uno de los muchos ídolos que han salido por la puerta de atrás del Vicente Calderón como Arteche, Futre, Luis Aragonés, Manolo, Abel, Pantic, Simeone...

Jugó durante seis meses en el Extremadura en 2002 antes de colgar definitivamente las botas a la temprana edad de 30 años.

¡Gracias Kiko!