Paseo Melancólicos ha cambiado de dirección!

Serás redirigido a la nueva dirección. Sino, entra en
http://paseomelancolicos.com
y actualiza tus favoritos ;).

Cambio de dirección

Desde el 22/07/2013 estamos en paseomelancolicos.com

Últimos artículos en www.paseomelancolicos.com

31 oct. 2012

Recordando a... Paulo Futre

Llega la tercera entrega de la saga 'Recordando a...', esta vez se trata de una figura inolvidable, la del portugués Paulo Jorge dos Santos Futre, conocido y recordado por todos los atlético como Paulo Futre. Símbolo del Atleti entre 1987 y 1993.

Nació en 1966 en Montijo, en la región de Lisboa, y empezó su carrera como futbolista en las categorías inferiores del Sporting a los once años. En 1983 ascendió al primer equipo y al año siguiente fichó por el Oporto. Fue precisamente en los 'Dragões' donde consiguió ser conocido mundialmente tras ganar la Copa de Europa en 1987 frente al Bayern de Munich. Fue premiado con el Balón de Plata. Antes había ganado dos Ligas y dos Supercopas.

Ese mismo año fue contratado por el Atlético de Madrid como estrella de la campaña electoral de Jesús Gil. Sin embargo, las dos primeras temporadas en el Manzanares no fueron como Futre esperaba y se especuló con su traspaso a la Roma aunque Jesús Gil le convenció de que se quedase (con dinero mediante, supongo).

No fue hasta 1991 cuando Futre lograría su primer éxito como rojiblanco. El 29 de Junio el Atlético se hacía con la Copa del Rey tras ganar por 1-0 al Mallorca en el estadio Santiago Bernabéu. El gol fue obra de Alfredo Santaelena en la segunda parte de la prórroga. Futre lució el brazalete de capitán, pero la Copa fue recogida por Tomás Reñones que fue el que terminó el partido como capitán al ser sustituido el portugués por Juan Sabas.

Al año siguiente Futre lograría su segundo y último título con el Atlético. De nuevo el Bernabéu como escenario, pero esta vez el rival sería el Real Madrid. Los goles de Schuster y el propio Futre hicieron posible que el equipo entrenado por Luis Aragonés ganara la Copa del Rey ante el eterno rival. En la memoria de todos queda aquél zurdazo imparable a la portería de Buyo.


Paulo seguiría en el Atleti hasta Enero del 93, cuando dejó el equipo para irse al Benfica. En su día Jesús Gil vendió la historia de una trifulca con Luis Aragonés (entonces entrenador) pero el portugués revelaría más tarde que el motivo real era que Gil no tenía dinero y Futre era el principal activo del Club.

Tras el Benfica, Futre jugó en la Reggiana (Italia), AC Milan y West Ham antes de volver al Atleti en 1997. En esa temporada jugó 10 partidos con la rojiblanca y se marchó al Yokohama japonés donde pondría fin a su carrera como futbolista. En total Futre jugó 173 partidos con el Atleti en los que anotó 38 goles.

Su entrega, su lucha y ser el alma del Atleti hicieron de este portugués un gran ídolo de la afición colchonera y un rival respetado por sus oponentes. Hasta la aparición de Luis Figo y, más tarde, Cristiano Ronaldo, Futre fue la imagen de la selección portuguesa. El "10" rojiblanco tenía fama de ser bastante piscinero, no sin motivo, aunque también recibía lo suyo. Las lesiones de rodilla le lastraron a lo largo de su carrera, algo que no consiguió el tabaco, pues era Futre un fumador empedernido.

Volvería al Atleti a finales del 2000 como director deportivo, encargado de esas funciones durante las temporadas en segunda. Dejó el cargo en 2003.

¿Qué recuerdo tienes de Futre?


Un saludo, aúpa Atleti y, recuerda, diles que se vayan.